Nuestro Equipo

Wabi sabi, el estilo que triunfa por su sencillez y naturalidad

 

 

 

¿Qué es el wabi sabi?

 

 

Es una corriente estética procedente de Japón que pretende evocar la imperfección. En el diseño de nuestros hogares se traduce en una tendencia llena de calma y autenticidad, marcada por el uso de piezas y objetos que reflejan el paso del tiempo. Se trata de aceptar el ciclo de la vida y en descubrir la belleza de esos objetos que envejecen al mismo tiempo que lo hacemos nosotros. El objetivo es tener una casa sencilla, con pocos muebles, objetos funcionales y muy personales.

 

Esta filosofía da mucha importancia a los materiales, siendo la madera la protagonista absoluta porque representa la naturaleza y proporciona esa calidez que todos buscamos en nuestros hogares. Está estrechamente relacionada con la simplicidad y coherencia de los materiales y con el concepto de imperfección con toques rústicos. 

 

La autenticidad es otro de los elementos claves del wabi sabi, ya que se basa en la reutilización de  piezas u objetos familiares. Incorporar muebles antiguos es una forma de mostrar como esos objetos forman parte de nuestra historia y del paso del tiempo. Precisamente estas huellas que deja el paso del tiempo, son los toques de belleza singular que los convierte en piezas únicas. 

 

 

Características principales de wabi sabi:

 

 

 

 

 

  • Humildad, sencillez y serenidad
  • Materiales naturales como la madera, las piedras o la cerámica
  • Basado en la reutilización de objetos artesanos
  • Colores neutros: Crudos, blancos, arenas, grises piedra, verde olivo
  • Busca la armonía, la quietud y una cierta nostalgia por lo antiguo
  • Utiliza plantas de interior como parte de la decoración

 

 

Beneficios del estilo wabi sabi:

 

  • Apuesta por materiales ecológicos: La madera y la piedra son los productos estrella
  • Decoración con recuerdos personales: Uso de fotografías, dibujos, cuadros propios...
  • hogar personalizado: No hay dos hogares iguales

 

 

Es fundamental usar materiales tradicionales, usados desde la antigüedad, lo más naturales posibles, se huye de la sofisticación y los acabados no tienen que dar un aspecto demasiado perfecto. Las paredes no tienen que estar lisas ni pulidas; todo lo contrario, la rugosidad es lo que aporta autenticidad.

 

En cuanto a las telas, también deben ser naturales de tacto suave y agradable, como el algodón, el lino o la lana.

 

Un estilo wabi sabi, invita a la calma, a la tranquilidad y a la autenticidad, cuidando la iluminación natural y las lámparas tienen que proporcionar calidez, incluso el fuego de una chimenea, es un elemento wabi sabi.

 

 

 

 

 

 

Fuentes: Ideas y tendencias interiores, Siramba Home

 


BUSCADOR DE PROPIEDADES

Tipo de operación
Distrito
Barrio
Precio Desde: Cualquiera
Precio Hasta: Cualquiera
Superficie Desde: Cualquiera
Superficie Hasta: Cualquiera
Dormitorios: Indiferente

Especialistas en las zonas más exclusivas de Madrid